• Los negros sueños del cuervo : Nuevas evidencias del Cambio Global, negacionista


    24/10/2011

    Una argumentación muy frecuente contra el calentamiento global es que el clima ha cambiado siempre y que las temperaturas suben a veces, y que todo es perfectamente natural.
    Sin embargo, Svante Björck, que investiga el clima en la Universidad de Lund (Suecia) ha demostrado que el calentamiento global, es decir el aumento simultáneo de temperaturas en los hemisferios norte y sur, no ha tenido lugar en los últimos 20.000 años (14.000 más que en los estudios anteriores), que es lo más lejos que podemos analizar con suficiente precisión para comparar con lo que ocurre en la actualidad.
    Empleando los archivos climáticos, presentes en un gran número de publicaciones científicas, Svante Björck ha buscado evidencias de eventos climáticos que generaran efectos similares simultáneamente en los hemisferios norte y sur. No ha tenido lugar ninguno desde el final de la última Edad de Hielo hace 20.000 años. Al contrario, parece que cuando, por ejemplo, la temperatura aumenta en un hemisferio, disminuye o no cambia en el otro.
    A modo de ejemplo, consideremos la Pequeña Edad de Hielo (LIA) que tuvo lugar en los siglos XVII, XVIII y XIX y durante la cual Europa sufrió algunas de las temperaturas más bajas registradas. Los contrarios al cambio climático, la presentan como un ciclo frío natural que siguió al Periodo de Calentamiento Medieval (MWP).


    Pero esos datos se refieren únicamente al hemisferio norte. Si bien resulta evidente que el intenso frío tuvo graves consecuencias para la agricultura, las economías de los estados y el transporte en el norte, no hay evidencia de cambios y efectos simultáneos similares en el hemisferio sur. Los archivos climáticos, muestras de sedimentos marinos y lacustres y de hielo de glaciares, que muestran como han variado a lo largo de la historia la temperatura, las precipitaciones y la concentración de gases atmosféricos están repletos de ejemplos similares.
    Por el contrario, durante los periodos de "calma", cuando el sistema climático está influido por procesos externos, los investigadores pueden ver que las señales climáticas de los archivos muestran tendencias similares en ambos hemisferios. Según Svante Björck, “esto puede suceder, por ejemplo, cuando un asteroide impacta la tierra o después de una erupción volcánica violenta cuando las cenizas se esparcen por todo el planeta. En estos casos, vemos efectos similares simultáneos en todo el mundo”.
    El Profesor Björck encuentra paralelismos en la situación actual. Los niveles de gases de efecto invernadero están aumentando muy rápidamente en la actualidad y el calentamiento global tienen lugar al mismo tiempo, y concluye: “Mientras no encontremos evidencias de cambios climáticos anteriores que condujeran a efectos similares y simultáneos a escala global, debemos considerar el actual cambio climático como una excepción, causada por la influencia humana en el ciclo del carbono”.

    El abstract del paper:
    Current global warming appears anomalous in relation to the climate of the last 20.000 years
    Svante Björck
    Clim Res 48 (2011) 5-11 (available on line)

    ABSTRACT: To distinguish between natural and anthropogenic forcing, the supposedly ongoing global warming needs to be put in a longer, geological perspective. When the last ca. 20000 yr of climate development is reviewed, including the climatically dramatic period when the Last Ice Age ended, the Last Termination, it appears that the last centuries of globally rising temperatures should be regarded as an anomaly. Other, often synchronous climate events are not expressed in a globally consistent way, but rather are the expression of the complexities of the climate system. Due to the often poor precision in the dating of older proxy records, such a statement will obviously be met with some opposition. However, as long as no globally consistent climate event prior to today’s global warming has been clearly documented, and considering that climate trends during the last millennia in different parts of the world have, in the last century or so, changed direction into a globally warming trend, we ought to regard the ongoing changes as anomalies, triggered by anthropogenically forced alterations of the carbon cycle in the general global environment.
    .

    Entradas relacionadas:Va para ti, negacionista.